(35 piezas para acompañar la lectura:)


octubre 25, 2006

]|[

Después de dejarla empecé a caminar, no pensé que llegaría al Bishin Café (Matías Romero y Gabriel Mancera), que pediría un capuchino con cajeta a falta de algo más suculento en el menú, que me enamoraría de la tarde y del ritmo de una calle lenta y tranquila atravesando un eje vial violento, que escribiría un poema, como hace tanto no lo hacía: con restricciones y ganas de juego, no sin antes extrañar otros cafés.

QUAI d'ANJOU

curioso que la escena (la nada, casi: dos desigualmente
jóvenes) tuviera como un aura inquietante.
J.C.


1.
Y ya qué hacer con el cielo despejado
todo este orden es como de puntos suspensivos
uno siguiendo a otro a otro
y otros más que imaginariamente siguen
como abriendo grietas en el tiempo
para refugiarse en la nada
como palomas escondidas en los boquetes de los edificios
que pasan inadvertidas
sin necesidad de camuflaje.
Incluso a los fotógrafos se les nos escapan.

Después seguí por el Quai d'Bourbon
y ya no soplaba viento
pero tú la mujer rubia
eran las nubes
ahora pasa una paloma
y me parece que un gorrión
delante de mis rostros
sus rostros
nuestros.

Ah, el viento de Coyoacán
que despeja el cielo
habría que decididrse a encontrar una paloma qué fotografiar.

0.
Yo que miro
qué puedo mirar con el sol de frente.
Miro las nubes
o más exacto:
el espacio que una vez ocuparon
pero quedo ciego
prefiero bajar la mirada
sin llegar al suelo.
Tomo entonces Paseo de los Andes
y en Monte Nevado un incienso desbaratado
en Cerro Agreste el agua
Campos Celestes un edificio a medio hacer
por Noche Pletórica caminando.

Mirar y caminar son los infinitivos más.
[finitos
finos e) infinitos
-ínfinos-

Luego de mirar viene el recuerdo
o el registro
antes es caminar.
Recuerdo la imagen antes que el verdadero cuerpo
había girado como una veleta de cobre
y los ojos, los ojos estaban ahí.

A.
Era delgada y esbelta, como la noche
salía humo de sus negros ojos
yo la perdí por verla tanto, como +noche.
Sólo mirar y esperar
algo tiene que suceder luego de mirar tanto.

Estoy solo como lo está cualquiera
como la noche cuando es de día
--------- y no hay nubes
como una fotografía cuando nadie la ve

como una paloma que es una nube que se suspende



(nostalgia de lo que se obtuvo
luego de contar, que es mirar, que es una nube -que-
aunque lo obtenido
sea aquello que no fue)

La noche se me desliza
y creo que bien podría haber
-------- otras maneras de no contar nada
¿por qué no llega la paloma y se esconde en la nube?
¿por qué no llega la noche y cubre éste sol?
¿por qué mujer rubia ojos negros tácito encuentro?

No se acaba un poema con una pregunta
ni se pregunta QUÉ luego de leerse.

6 comentarios al respecto:

Gaby del Río dijo...

Podría transportarme a tus ojos con solo leerlo.
Gracias!!!
Gracias por la visita en mi blog y el comentario.
Por cierto trabajé un tiempo por Gabriel Mancera y Felix Cuevas, más específico en San Lorenzo.
Muy cerca.
;)

Gaby del Río dijo...

Hola, de nuevo! Oye tengo que preguntar, apenas ahora que estuve viendo bien tu blog, me dí cuenta de que tienes el link de Gaita Mestiza, tienes algo que ver con ellos? yo soy "amiga" de Christian Gómez, lo conocí en un evento que coincidimos en el Rufino Tamayo. Si es asi. Saludos!!!!!
:)

Alejandro Palizada dijo...

pffff qué carajos sucedió!!
me volví a encontrar en tu letra, hacía rato que no te leía así (tan "acá" ajajjja, por decirlo de algún modo). qué frío hace, en serio. tenemos algo pendiente? haré un breve inventario, parece que es pertinente:
people, elizondo, cheveux, control remoto, cinco colillas de cigarro, park, pie derecho encima del izquierdo, cojín con cuadrados concéntricos, aro de metal, una lámpara.

feliz noviembre

Dyannah dijo...

Vengo a saludarte y me encuentro con un poema ... me pregunto en qué te inspiraste...

Saluditos!! ese capuccino con cajeta se escuchaba bueno :P

Sonia Betancort dijo...

Querido Ceudónimo: Gracias por tus palabras. Estuve paseando por tu hoja en blanco, por tu hoja repleta de letras disconformes, por tus palomas abarcando el cielo, recortando los edificios de una fotografía de viaje. Un abrazo

eduardodegortari dijo...

Tuve la excerlente idea de leer tu poema en voz alta, ya sabes; pa que se entendiera bien, y simplemente me quedé pendejo. En serio me gustó mucho. CReo que la ultima parte es muy buena. AL parecer es donde se conjugan todos los elementos que usaste a lo largo del texto. Muchas gracias por compartirlo. Además paso seguido por esos rumbos, entonces me llegó más el poema.Y claro que te avisaré cuando salga en tierra adentro. Saludotes.

P.D. Si no te molesta tu poema estará en mi blog. CLaro que me tendrías que dejar tu nombre completo y si se puede tu fecha de nacimiento y, si quieres promoción, pues una pequeña reseñita que diga a lo que te dedicas, ya sabes, la pura parafernalia.

Contact