(35 piezas para acompañar la lectura:)


noviembre 16, 2007

Juego y Herencia

La entrañable g velázquez me pasó la estafeta para un juego de pregunta un tanto extraña: SI TU MENTE FUERA UNA MORADA, ¿CÓMO SERÍA?, pregunta que no me convence del todo porque me parece que suena mal, mejor sería "si tu mente fuera una casa" o "si tu mente fuera un hospedaje" pero va, morada está bien.

Si mi mente fuera una morada sería como la casa de un narco, que nadie sabe dónde está pero que es sabido que es un centro de operaciones importante. Constaría de una sola habitación, no muy grande. Tendría un mecanismo con el cual aleatoriamente se colocarían diversos diseños de interior, diversas atmósferas. Ésta idea de lo cambiante, diverso, inconforme, sería vital para la estabilidad de mi morada. El mecanismo accionaría escenarios simples, plateados con pequeños puntos naranjas, rojos y verdes buscando un contraste sutil, mínimo, también habría un escenario rústico, con ese estilo común de las casas de campo europeas, otro diseño sería futurista de acuerdo a lo que en los 70 se consideraba como futuro, habría una opción en el sistema para combinar estilos, entonces tal vez habría sillones tipo cabina sobre pisos de madera junto a una repisa minimalista, una verdadera porquería visual dotada de singular belleza, en fin, la idea es que lo mirado sea siempre distinto, a pesar de ser siempre el mismo lugar. No habría libros ni invitados ni discos ni ropa ni zapatos, eso sí, habría lámparas, ventanas, un tragaluz al centro. Sobre todo habría una cocina y una cama, cada una en un rincón, mirándose de frente, ambas estelares, ambas siempre iguales no importando el escenario, ambas sin estilo aparente, ambas incitando a comer en la cama o a soñar que se cocina. La puerta daría al vacío. Los únicos manuscritos que habría regados por ahí serían al respecto de la multidimensionalidad.

Éste juego se hereda a los siguientes 5 autores:
Jz L
Patricia Ivison
lluvia
Luis Vargas
Sofía

11 comentarios al respecto:

Esta va por ella... aka refulch dijo...

Quiza tengas razon y casa sea mas apropiado, tiene mas definiciones, pero en el fondo (tal vez en escencia) representan lo mismo, un lugar donde se habita.

Me intriga, ¿por que la cama y la cocina sin identidad aparente son lo unico que permanece?.

Y ya de ultimo (por ahora) una pregunta/peticion:
¿Puedo repostearte? http://comoseriatumente.blogspot.com/
y te invito a las demas moradas, se que te recibiran con gusto.

Ciao.

Xigna dijo...

Pues no pudiste definirlo mejor. Al pensar en esa morada, solo puedo relacionarla contigo, con la abstracción que tienes para el diseño y tus juegos esoterintelectuales... Yo también quiero ir a visitarla...

Violeta dijo...

me he imaginado la morada que has descrito, interesante, especialmente por la puerta que dá al vacío, genial
saludos y gracias por tu visita!

Gir dijo...

...a mi me parece adecuado ese termino de "morada" por la ambiguedad que te ofrece y no te encasilla, porque quien dice que donde sueles habitar es una casa, porque limitarse?

...en fin, lo que si me fascino fue la descripcion de tu decoracion, espacios cambiantes y sin aparente coordinacion, pero dentro de su encanto, todo tiene un porque de existir ahi...

....muy visual, pero que sucede con el sonido y los aromas, pueden ser huespedes? supongo que si por tu enfasis en una cama y una cocina perpetuas e imprescindibles...

...sabes, lo de los mecanismos cambiantes de ambientes, me recordo una pelicula llamada "Dark city", la has visto?

...saludos!!

jAz dijo...

Interesante tu morada! Gracias por la invitación :)

Núria dijo...

Para la literatura tradicional de Occidente la idea de morada se asimila con un espacio del alma. Así se refieren a ella cuando la llaman castillo interior, la morada de los inmortales, el noble palacio ..., definiciones todas ellas que evocan la idea de un lugar invisible pero que uno puede construir en su interioridad y compartir con los demás

Lluvia dijo...

No podía pasar por alto esta amable invitación..:-)
Dicen que al describir la casa de tus sueños, en este caso bajo el termino de "morada" nos describimos a nosotros mismos...No sé cuanta veracidad tendrá pero yo me uno al experimento:

Si fuera una "morada" tendria grandes ventanales para que por el día todo se embriagará de luz. Desde mis confortables sillones se vería las letras y dibujos que acabaría de dibujar en la arena de la playa, el azul del Mar, logicamente haría de pieza protagonista en el escenario....
La cocina tendría una barra enorme en el centro espaciosa dónde poder cocinar sin obstaculos.
Mi morada si tendria libreria, seria de estas minimalistas con grandes recuadros, dónde seguiria almacenando mis libros y fotografias.
El sillón seria blanco y tendria una mantita naranja. Habria una silla psicodelica anaranjada de estas que parecen un medio cascaron...
Solo tendria una habitación, en la que también entraria mucha luz pero tendria persianas para la noche, para guardar nuestros sueños...La habitación seria sencilla pero moderna con un vestidor...
Un cuarto de baño y ya me sobraria...
Solo con levantarme y ver el Mar, me daria igual que fuera una cajita de cerillas mi morada.
Un abrazo enorme

G Velázquez dijo...

Un día descubriré donde está y me asomaré por la ventana para regalarte granos de café con chocolate...

Qué bien que seguiste el juego.

un abrazote.

Paty dijo...

Ok. Aquí va mi respuesta:
Si mi mente fuera como una casa (o morada), estaría, primero que nada, en un lugar cerca del bosque, a donde se pudiera ir a correr por las mañanas, cerca también de un manatial y a pocos km del mar. Poseería muchos ventanales y estaría hecha de ladrillo, adobe, barro, madera y tejas. Tendría una cisterna pluvial y sistemas de reciclaje de agua, así como celdas solares y algún sistema de producción doméstica de combustible. Sería una casa acogedora, con una huertita y jardín con árboles frutales. Sería de dos plantas, con acabaos en madera y barro y pintura en colores claros. En la sala y en las recámaras tendría tapetes de fibra natural y los muebles serían de madera, en un estilo rústico, en color maple o natural. Tendría una cocina amplia muy bien equipada y un comedor con un florero que siempre tendría flores. Habría un lugar para la computadora y las modernidades (internet, tv con dvd) y una terracita con una mesita y dos o tres sillas donde sentarse a tomar café y leer. En el estudio tendría mucha música y discos, mi instrumento y un buen equipo de sonido (en cuanto a fidelidad, no a volumen de sonido) y estaría alfombrado; sería un lugar acogedor para estudiar, investigar y pasar tiempo solo. Tendría una buena biblioteca y cuarto para las visitas. En el jardincito habría juegos para niños y también una casa para perro, pero grande. Estaría conectada con la "civilización" por un camino de terracería, que a su vez se conectara a un camino principal. Los adornos de la casa serían sencillos y personales y habría algunas fotos familiares. Un lugar donde en verdad se lo pudiera pasar uno bien, hiciera lo que hiciera, ya fuera sola o en compañía.

Calíope dijo...

Si mi mente fuera una casa estaría decorada según el árbol de la vida de la cábala, donde la Sabiduría y la Inteligencia, emanadas de la Gracia Divina, construirian el resto de ese universo.

alb - esp dijo...

AMÉN

Contact